martes, 17 de marzo de 2009

Kraftwerk y Radiohead en vivo en el Distrito Federal

La primera vez que escuché a Radiohead fue a la edad de 14 años y fue a través del tema que los lanzó a la fama, Creep.

Me parecía un tema cualquiera, sin nada de malo pero tampoco ninguna virtud.

Tras escuchar Pablo Honey completo llegué a la conclusión que solo eran uno de tantos One hit wonders.

Casi un año después vi en la televisión el video del sencillo Idioteque.

Un video sumamente simple, que solo muestra a la banda tocando, de lo más genérico.

Pero la canción que interpretaban no correspondía para nada con la sencillez de las imágenes. Sumamente electrónica, psicodélica (muy a lo Space rock, incluso diría que cercana al Krautrock), con Thom Yorke cantando con una cierta desesperación o un raro sentimiento de desamparo (que ahora se es muy característico de el), una canción brillante y que no se parecía a nada que se escuchara en aquellos días. Desde entonces me he considerado su seguidor.

Hoy en día Radiohead es de los pocos grupos que realizan música arriesgada desde el mainstream y que combina las cualidades de ser vanguardista a la vez que comercial, además de ser de los primeros en buscar adaptarse a los nuevos tiempos y la forma en que habrá de distribuirse la música en los años venideros, como lo demuestra el que hayan regalado su mas reciente album, In Rainbows, mediante Internet.

Este Marzo, después de años de rumores, Radiohead finalmente se presentó en México.

La sorpresa fue aún mayor cuando se anunció quiénes serían los teloneros, ni más ni menos que Kraftwerk, la leyenda alemana del Krautrock y la música electrónica.

Me sorprendió el que pocas personas supieran quienes eran Kraftwerk.

Mas de uno ha dicho que su actuación fue somnífera e incluso peor.

A mi me pareció excelente y por un momento hasta se me olvidó que solo eran los teloneros.

Al principio me sentía ansioso, no sabía lo que iban a tocar y yo estaba muy ilusionado por escuchar algo de su etapa Krautrockera, pero me decía a mi mismo que eso era demasiado pedir, difícilmente abordarían aquella mítica parte de su carrera y mas al tratarse del acto secundario en este recital.

Afortunadamente el tiempo les alcanzó para que dieran un muy acertado (aunque obviamente somero) repaso por su carrera.

Admito que no conocía todos los temas que interpretaron (aunque todos los disfruté).

Algunas de las canciones que reconocí fueron Autobahn, Computer World y The Robots (que ya es un clásico en sus presentaciones).

Al escucharlos no puedo evitar preguntarme como es que aún persisten ciertos prejuicios hacia la música electrónica, que si es muy fría, que si carece de alma (esta es la que más escucho) y otras tonterías por el estilo. Quizá yo soy el que no entiende nada, pero a mi si me conmovieron.

Después de casi una hora de intensidad psicotechnoelectroexperimental llegó la triste (para mi) despedida. Solo espero que regresen pronto con un acto propio o ya de paso que venga Tangerine Dream.

Se me hizo un poco larga la espera entre la despedida de Kraftwerk y la salida al escenario de Radiohead, aunque eso es lo habitual cuando hay teloneros en un concierto (de hecho soy enemigo de esa clase de recitales, esta vez no me quejé solo por tratarse de Kraftwerk)

Finalmente Radiohead salió al escenario arrancando su acto con 15 step (In Rainbows).

Wierd Fishes/arpeggi (In Rainbows) fue para mi su primer gran momento, así como The Gloaming (en el que se lucieron con la escenografía).

Idioteque (Kid A) sonó estupendo y The Body Snatchers (in Rainbows) probablemente fue la que mas me gustó. No se si solo fue idea mía, pero sentí que en vivo esa canción casi sonaba al estilo Queen, casi.

Varios se quedaron con las ganas de escuchar Creep. Que yo sepa casi nunca la tocan.

Las que para mi hicieron falta fueron Electioneering y Karma Police.

Aún así estuvo muy bien escogido y ejecutado todo el set list.

Mi única queja fue la duración. No hice la cuenta, pero se me fue muy rápido su actuación.

Aunque supongo que con una hora de Kraftwerk y una de Radiohead en la misma noche es mas que suficiente.

Pensé en comprar boletos en reventa para ir al concierto del lunes, pero supuse que todos los precios debían estar a mas del doble y preferí dejar las cosas así.


6 comentarios:

Eusoj dijo...

Gracias Clint por la reseña, dedusco que te gusto mas Kraftwerk (aunque talvez me equivoque)pero escuchar autobahn o computer world debe ser toda una experiencia, ¿no tocaron radioactivity? pero igual se ve que realmente valio la pena, saludos amigo, y es cierto, las maquinas también tenemos sentimientos.

Abbey dijo...

Que emoción y que sana envidia mi amigo, al leerte no podía evitar desear haber estado ahí, cada concierto es mágico y tiene su encanto, el hecho de haber deseado ir al día siguiente habla de lo genial que debió ser, y no me cabe la menor duda que así fue, había muchas expectativas y creo que todas fueron cubiertas, un abrazo mi amigo y es verdadlas maquinas también tenemos sentimientos...

ArA_In_BlAcK dijo...

Vaya! al leer tu reseña sentí como si lo hubiese vivido también... Gracias por compartirla, realmente es triste pensar en ke tal ves nunca vaya a disfrutar de mis bandas favoritas en vivo... Pero así es la vida... Saludos amigo..

Clint Eastwood dijo...

Pues si amigos, estuvo excelente.
Y la verdad es que si me gustó mas la actuación de Kraftwerk, quizá por mi apego al rock progresivo (aunque suelo considerar a Radiohead como parte de este género), lo cierto es que Kraftwerk representa algo mas importante para mi que Radiohead.
Pero como ya dije, los ingleses no dejaron nada que desear, no a mi.

Tu espera y verás Ara, la próxima vez que vengan yo invito

Anónimo dijo...

Hola Clint

Pues que crees? yo también disfrute más de Kraftwerk, fui al concierto del Lunes, ese día que a varios de los integrantes de Radiohead les dio por equivocarse en Exit Music, como sea el show fue espectacular, tocaron Kid A y Like Spinning Plates que fueron tocadas de manera casi delirante, otra que me encanto pese a que escuche severas criticas de los de mi alrededor a considerarlos un tema aburrido fue The Gloaming.

Pero volviendo con los alemanes te digo que quede fascinada, por que fuera del espectaculo de luces y pantallas su música provocaba alucinación krautrockera exaltando beats meramente electronicos que me tuvieron bailando involuntariamente durante una hora...poco al tiempo para mi al fin... (aun asi no falto el iluso que grito que esta banda no servía)

Sabes que es lo mas triste amigo? que no pude encontrar una &##/%!!! camiseta de Kraftwerk en todos los &%/(&!! puestos que estaban afuera, solo encontre abismales cantidades de articulos de Radiohead, que a fin de cuentas también compre camisetas pero yo iba ahí por una de los alemanes, cosa que para nada sucedio.

Regrese a mi tierra molesta por varias cosas, una por lo de la camiseta y otra por que pese a que estaba en cancha me tuve que retirar a la parte más trasera de la sección pues la gente que tenía al lado me fumigo con marihuana y otros olores de diferentes estimulantes, encima de eso no me dejaban ver y para acabarla gritaban que querian escuchar creep durante todo el concierto, cosa que para mi desgracia ocurrio.

Como sea, el concierto estuvo genial ("we are the robots" me sigue sonando en la cabeza de manera repetitiva).

lobo2190 dijo...

vaya... Teloneros Kraftwerk??? si que me rio jajajjaa xD, pero bueno supongo que no son tan conocidos ni tan millonarios como los de radiohead, ambos se me hacen excelentes y que suerte que les haya tocado esa sorpresa tandem. :-)